Corre el año 2100 D.C. y el mundo es una sombra de lo que alguna vez fue la gran sociedad humana. Los restos de una guerra y los desastres naturales, la polución nuclear y la energía oscura han alterado durante décadas, la existencia misma en la tierra, creando monstruosidades y un clima indómito. Los humanos sobrevivieron gracias a las ciudadelas, fortalezas tecnológicas donde se han resguardado por años del entorno hostil de la tierra. Pero la materia prima sea acaba y es hora de salir a investigar el nuevo mundo para sobrevivir a los años venideros. Es momento de explorar Novaterra.

martes, 20 de octubre de 2015

Comenzar de Nuevo con Novaterra

He pensado mucho sobre como comenzar a escribir la información relacionada a Novaterra, como describir las intenciones que tengo sobre la reforma de su concepto y las nuevas ideas que quiero plantear, pero es sumamente difícil darle forma a un huracán de ideas que aún no ha terminado de pasar, para que eventualmente comience a dejar los elementos que absorbió en su desastroso paso y ver cómo han quedado las cosas. Pero una vez más, escribir esto ayuda a obligarme a darle forma clara y concisa a las ideas, al expresar pensamientos en palabras entendibles para los demás, me veo forzado a no ser controlado por el huracán. 
Lo único que se me vino a la mente, fue comenzar precisamente por el principio, la ambientación, lo que yo supongo es el gancho inicial que atrae de cualquier persona (siempre que no se trate de un sistema genérico de juego). 



El juego comienza como muchos otros juegos post apocalípticos, con un evento catastrófico que desata una destrucción a gran escala, recudiendo a la sociedad a una situación de supervivencia en medio de un entorno supremamente hostil. En este caso el día del flash, cuando el mundo entero es cubierto por una luz cegadora que causa un poderoso campo electromagnético que deshabilita buena parte de la tecnología mundial y claramente, el caos no se hace esperar. Poco después, extrañas criaturas aparecen por todo el mundo, bestias sobrenaturales lideradas por gigantescos monstruos alados escupe fuego, los dragones. Luego de años de guerra y desastres naturales, la humanidad, en su infinita sabiduría, decide realizar un ataque nuclear para destruir los principales nidos de los dragones, causando destrucción masiva. Los dragones, poco después desaparecen, las criaturas se vuelven monstruos desorganizados y la guerra se da por terminada, pero el mundo ha quedado obliterado y con terribles condiciones climáticas.
La ONU propone la construcción de ciudadelas, poderosas fortalezas de tecnología para la protección de la humanidad, un proyecto sin igual, pero con la economía mundial, los países no tenían la capacidad de cubrir tales costos, entonces la empresa privada cubrió mucho del valor de construcción, a cambio de mucho poder político y económico dentro de las ciudadelas. Las empresas privadas, también golpeadas por la guerra, se unieron en diferentes conglomerados formando megacorporaciones. Como era de esperarse, este proyecto sería solo para un grupo selecto de personas capaces de costear un lugar en lo que se consideró una de Arca de Noé para salvar a la humanidad de su entorno. El resto fue dejado a su suerte, pero no pensaron echarse a morir, comenzaron a protegerse, construyendo muros y protegiendo ciudades, entrenando a la población y defendiéndose de los monstruos y piratas de carretera por igual. Ya en algún punto del futuro, las ciudadelas son completadas, 5 megaciudades para proteger a la humanidad, pero la población no iba a quedarse esperando pacientemente su turno para poder entrar, entonces comenzaron las protestas, las revueltas y la represión.
Hasta el momento, aquí las cosas siguen igual que la versión anterior de Novaterra, pero poco a poco hay algunos cambios que considero, ayudan a mejorar la narrativa y la situación del universo de juego.
La ONU, tal vez presionados por los ricos y poderosos, las megacorporaciones o una preocupación genuina, decida cerrar sus puertas al mundo exterior para protegerse de lo que sería una creciente ola de eventos climáticos catastróficos, producto de la guerra de los dragones, dejando afuera de sus muros a la mayor parte de la población humana a su suerte. Dentro de las ciudadelas, una serie de condiciones climáticas artificiales permitían sobrevivir a los seres humanos por décadas y así fue, por más de 70 años, el mundo civilizado se encerró en sus muros. Ahora, es el año 2100 y las ciudadelas son centros de fascismo y corrupción, controlados por las megacoporaciones que tienen en su poder a la fuerza política de la ONU, los cuerpos policiales y la mayor parte de los aspectos de la vida cotidiana. La sociedad se ha acostumbrado a ser controlada, bajo la excusa de “es por su seguridad”, espiando a la población. El consumismo que alguna vez fue parte de la sociedad, ahora es casi inexistente por la falta de materia prima y el reciclaje tiene sus límites. Los avances tecnológicos se han estancado durante décadas, tanto por la pérdida humana durante la guerra, como la falta de recursos para llevarlos a cabo, a menos que –luego de meses de estudio– demuestre que será un avance tecnológico útil y que durara por años. La cotidianidad y el control es la nueva cara de la humanidad.
Pero en el año 2100 y según los estudios científicos realizados, ya lo peor del clima ha pasado y es posible abrir temporalmente las ciudadelas y explorar el mundo, conocer las condiciones en las cuales ha quedado la tierra. Por eso, la ONU decide realizar la apertura parcial de las ciudadelas y explorar “Novaterra”, el nuevo mundo. Para muchos es demasiado arriesgado abrir de nuevo las ciudadelas, para otros, que fueron estudios pagados por las megacorporaciones para salir a buscar materia prima. En cualquier caso, solo unos pocos pueden salir a realizar esas expediciones, solo unos pocos pueden soportar las cosas que existen allá afuera. La sociedad fue engañada para evitar el pánico, pero los cambios ocurridos en la tierra no solo fueron del tipo “natural”. Extrañas energías han mutado la tierra, los animales y las plantas. El territorio de las criaturas y monstruos se ha extendido, creando un nuevo mundo, pero la humanidad también se las arregló para sobrevivir. Aquellos que han estado todos esos años en el exterior son conocidos como “Sobrevivientes”, aunque la población en general de las ciudadelas, no conoce de su existencia. Los monstruos aún existen allá afuera e incluso dentro de las ciudadelas, en la clandestinidad. Incluso se creen que existen dentro de la política y las megacorporaciones, pero su poder es tal, que son intocables.
Pero tú no eres un individuo cualquiera, tú formas parte de una organización secreta que entrena individuos especiales para atender situaciones de caos y luchar contra la corrupción, el crimen y las criaturas paranormales. Formando células durmientes, vives una vida corriente entre la sociedad, pero cuando la situación apremia, los operativos son activados para evitar que la sociedad se derrumbe. Interviniendo en la guerra corporativa para desmantelar los terribles planes de las megacoporaciones, luchando contra el crimen organizado y su opresión hacia la sociedad, enfrentando el ciberterrorismo y grupos extremistas, luchando contra los monstruos paranormales que se esconden en cada rincón oscuro de la sociedad, saliendo a las expediciones para encontrar los secretos de las criaturas sobrenaturales, los operativos son héroes anónimos que luchan por preservar la humanidad. 




Bueno, a grandes rasgos, esa es la premisa de Novaterra V-2.0, un nuevo mundo a explorar, ciudades llenas de corrupción y control y los Personajes jugadores, forman parte de una organización secreta dedicada a salvaguardar la sociedad. En el próximo post, me concentrare un poco en explicar algunos otros detalles más a fondo y las posibles temáticas que puede explorar el juego, aunque creo que con solo leerlo, despierta muchas ideas.


Será hasta la próxima entrada y muchas gracias por su atención =) Novaterra V-2.0 keep on going.