Corre el año 2100 D.C. y el mundo es una sombra de lo que alguna vez fue la gran sociedad humana. Los restos de una guerra y los desastres naturales, la polución nuclear y la energía oscura han alterado durante décadas, la existencia misma en la tierra, creando monstruosidades y un clima indómito. Los humanos sobrevivieron gracias a las ciudadelas, fortalezas tecnológicas donde se han resguardado por años del entorno hostil de la tierra. Pero la materia prima sea acaba y es hora de salir a investigar el nuevo mundo para sobrevivir a los años venideros. Es momento de explorar Novaterra.

lunes, 17 de octubre de 2016

Las Monstruosidades

En el mundo exterior, los monstruos parásitos o conocidos simplemente como “Parásitos”, son criaturas que causan una simbiosis con toda clase de formas de vida: plantas, animales y humanos. 


Los Parásitos son transmitidos por medio de un poderoso virus, aunque la naturaleza de la transmisión puede variar mucho según la especie del Parásito; algunas lo transmiten por medio de esporas, otras por contacto biológico (sangre, saliva, secreciones) o venenos, al menos entre los métodos conocidos. Estos Parásitos algunas veces generan una simbiosis muy pobre, causando a los individuos perder su razonamiento y moverse solo por medio del instinto, que suele estar ligado al alimento y la reproducción del virus. Otras veces, la simbiosis es mucho más compleja, permitiendo a la monstruosidad razonamiento y gran astucia, además de sus habilidades sobrehumanas. Sabemos que los Parásitos funcionan como muchos insectos, enviando mensajes inaudibles para los humanos por medio de una mente colmena a entidades superiores, avisando de peligros, enemigos o cumpliendo funciones ordenadas por sus superiores. Los estudios sobre los Parásitos no han sido demasiado exhaustivos, la verdad es que no son fáciles de capturar para su examinación, pero al menos hemos llegado con algunos nombres y clasificaciones para estas criaturas. Con esa idea, clasificamos a los Parásitos en 3 categorías: los Omega, los Beta y los Alfa.
Los Omega: son los más débiles y los que poseen la menor autonomía de todos, con una inteligencia animal. Hay que aclarar con débiles, nos referimos a que son los que poseen el menor razonamiento, aunque eso no quiere decir que no sean bastante destructivos. Los Omega son los soldados rasos, la carne de cañón o los sacrificables. Por lo general controlados fuertemente por algún Beta. La mayor amenaza de los Omega suele ser su gran cantidad, su capacidad para esparcir el virus y su facilidad para dar aviso a los Beta o Alfa de la presencia enemiga, hay algunos Omega muy poderosos, pero su poco razonamiento es su debilidad. Entre los Omega conocidos están los Engendros, los Mastodontes y los Acechadores. 



Los Beta: poderosos monstruos tanto en habilidades como en capacidades cognitivas, los Beta son individuos consumidos por el virus que, de alguna manera, pasan por una severa metamorfosis creando una mayor simbiosis con los Parásitos, brindándoles autonomía y mayor poder, aunque creemos que siguen estando bajo control de los Alfa. Los Beta suelen ser considerados como los “tenientes”, tienen a su mando grandes cantidades de Omegas. Entre algunos de las especies conocidas de los Beta están los Ogros, las Parcas o los Recolectores.
Los Alfa: su naturaleza es aún un misterio para nosotros y todo es bastante teórico, aunque hay algunos reportes. Los Alfa son monstruos con capacidades cognitivas que superan por mucho aquellas demostradas por los humanos, recibiendo constantes mensajes telepáticos de sus Beta y Omega, creando redes de control y ejerciendo el poder de la mente colmena sobre los demás. Los Alfa escapan del entendimiento humano y capturarlos es una labor que no se ve posible. En el exterior, son como dioses dentro de su territorio, protegidos por sus ejércitos de Omegas y muchas veces, venerados por los humanos cercanos. El único factor favorable, es que los Alfas son bastante únicos.
También los dragones: en teoría, los dragones desaparecieron después de la guerra y nunca supimos más de ellos, pero en la medida que hemos ido explorando el mundo exterior, los rumores, historias y reportes sobre los dragones, han ido incrementando. No sabemos si realmente aún existen o cuál es su relación con los parásitos, pero no estamos cerrados ante la posibilidad de que aun existan, escondidos, maquinando. Si los Alfa son entidades poderosas, los dragones definitivamente están igual o por encima de ellos y hay que estar preparados a cualquier eventualidad.